Trufas de coco y chocolate

05 noviembre, 2017

He escuchado montones de veces eso de que "las mejores cosas son las que no se planifican", y tengo que aceptar que al menos hoy, eso es verdad. Esta receta no estaba planificada para salir, pero la hice y sentí que tenía que contárselas!

Primero que nada, déjenme aclararles que en realidad esta receta es hecha a base de una mezcla de Brigadeiros y no de trufas clásicas. Si no leyeron mi post de la semana pasada, les cuento. Los Brigadeiros son una especie de trufas de chocolate típicas de las celebraciones en Brasil, son hechas a base de leche condensada y son completamente deliciosas. Las típicas son cubiertas de sprinkles de chocolate, pero se les pueden poner muchísimos sabores. La diferencia que tienen con las trufas clásicas es que estas son hechas a base de crema de leche y no de leche condensada.

La última vez que hice Brigadeiros tenía un poquitito de coco rallado y probé un poco con la mezcla y automáticamente pensé "Esta receta TIENE que estar en el blog". Hice más mezcla (porque es facilísima y se hace súper rápido) y antes de ponerla a enfriar se me ocurrió la idea más brillante de todos los tiempos: le agregué coco rallado a la mezcla (cosa que no había hecho la vez anterior), y luego las cubrí con más coco. Déjenme explicarles algo: el cielo existe y vive en estas bolitas. Y como se acerca el día de la madre y ya quizás algunos de ustedes estaban pensando hacer Brigadeiros dije "tengo que tomarle fotos y subir la receta rápido!)

Ustedes saben que yo soy una amante empedernida del chocolate, pero tengo que admitir que esta versión de Brigadeiros con coco me gusta incluso más que la original (que ya de por si me encanta con locura). Si quieren pueden dividir su mezcla en dos y hacer unos con coco y otros clásicos, así tendrán más opciones de una sola mezcla! :)

Como verán en la receta, los ingredientes son bastante básicos y sencillos. Les recomiendo usar una crema de leche (también conocida como Nata Espesa en España) que sea neutra (es decir, sin azúcar ni sal añadidas). La glucosa es completamente opcional, yo la agrego porque me parece que le da un acabado más cremoso y suave al producto final, pero si no la tienen o no la consiguen pueden prescindir de ella e igual tendrán unos Brigadeiros deliciosos.

Es importante mientras están cocinando la mezcla que no la dejen sola porque se puede quemar muy fácilmente. No tienen que remover durante todo el tiempo de la cocción, pero si deben remover periódicamente para que la mezcla no se queme ni se pegue. Otro punto importante es que deben respetar el tiempo de enfriado, si no lo hacen les costará mucho hacer las bolitas.

Mientras están haciendo las bolitas tendrán que lavarse las manos varias veces para que la mezcla no se les quede pegada y puedan formar sus Brigadeiros correctamente. Si mientras están haciendo las bolitas se dan cuenta de que su mezcla empieza a perder forma les recomiendo llevarla al congelador por unos 5-10 minutos para que vuelva a endurecerse y puedan seguir. Es muy importante que mantengan sus Brigadeiros en la nevera o a una temperatura fresca, si los dejan en un lugar caliente se derretirán (y no queremos que eso pase!).

Si tienen alguna duda con respecto a los ingredientes o la preparación, si quieren sugerir o pedir una receta, o si prepararon los Brigadeiros de coco y chocolate y me quieren contar cómo les quedaron (me encantaría saber su experiencia!), no duden en ponerlo en los comentarios abajo.

Además, recuerden que amo ver las fotos de lo que hacen con mis recetas!, pueden enviármelas por Instagram etiquetándome en @annaspasteleria, o usando mis hashtags #AnnasPasteleria y #RecetasQueNoFallan, las fotos que más me gusten serán publicadas en mi cuenta! <3

Que tengan un día lindísimo!,

Anaísa

[amd-zlrecipe-recipe:119]

Receta

Descripción

Porción: 45

Ingredientes

  • 390 gramos de leche condensada
  • 200 gramos de crema de leche, o nata espesa de cocina
  • 200 gramos de chocolate, cortado en cubos pequeños
  • 3 cucharaditas de cacao en polvo sin azúcar, tamizado
  • 20 gramos de glucosa*
  • 50 gramos de coco rallado

Para cubrir

  • 100 gramos de coco rallado

Preparación

  • Colocar todos los ingredientes en una olla / cacerola con fondo grueso. Llevar a la cocina a fuego medio.
  • Cocinar removiendo continuamente por 20-30 minutos, hasta que se observe el fondo de la olla y se vea que la mezcla ha espesado y se ha reducido. Es importante remover continuamente para que la mezcla no se queme ni se pegue.
  • Transferir la mezcla a un bowl limpio y seco, incorporar la ½ taza de coco rallado y remover hasta distribuir uniformemente. Tapar con film plástico transparente de cocina y llevar a la nevera / refrigerador de 6 a 8 horas, hasta que la mezcla esté dura y se puedan formar bolitas con ella.
  • Colocar el coco rallado para cubrir en un plato con un poco de profundidad.
  • Cuando el tiempo de refrigeración haya pasado, comenzar a hacer las bolitas. Yo las voy pesando antes de formarlas para que me queden todas del mismo tamaño, en esta oportunidad hice las bolitas de 15 gramos cada una, y me salieron 45 en total. Después de formar la bolita, sumergir inmediatamente en el coco rallado y dar vueltas hasta cubrir la bolita completamente. Pueden irse colocando en un plato o en capacillos, como lo hice yo. Hacer el mismo procedimiento con toda la mezcla.
  • Deben mantenerse refrigerados o en una temperatura fresca. Servir.
  • Notas: *Si no se tiene glucosa se puede omitir. Yo la uso porque me parece que da una textura más agradable al paladar en el producto final, pero quedan deliciosas y perfectas sin la glucosa.