Pudín de chocolate

02 febrero, 2015

Hay cosas que uno simplemente sabe por que sabe. La mayoría de ellas, las aprendiste de tu familia. En mi casa aprendí, sin darme cuenta, a relacionarme de forma amable y educada con los demás, a tener siempre una sonrisa, a perseguir lo que quieres y a trabajar en lo que te gusta, entre muchas otras cosas; esta receta es una de esas.

Hay algo en el pudín de chocolate que lo hace súper reconfortante. Si estoy decaída por una gripe o siento que tengo el mundo encima por cualquier cosa, mi mamá me hace este pudín y siempre me siento mejor, desde que era pequeña ha funcionado. ¿Un corazón roto?, el mejor remedio!; ¿enamorar a alguien?, la mejor manera!; ¿consentir a alguien enfermo? la mejor cura!. Hay muy pocas cosas que una taza de pudín no pueda solucionar

IMG 6223editweb

El pudín es cremoso y suave y con muchísimo sabor a chocolate, lo que lo hace perfecto a mi parecer.

Les dije que hay días en los que me preparo esto de cena?; si, de cena. Y no me da nada de vergüenza. Bueno si, un poquito. Pero es que es perfeeeecto!!!, inténtenlo un fin de semana en la noche que no tengan nada que hacer, lo hacen y se lo comen calentito mientras ven tele!

Ah!, eso es algo importante. Pueden servirlo caliente o frío y es rico de las dos formas!, yo lo prefiero calentito y recién hecho, pero frío también me encanta!

IMG 6223editweb

Receta

Descripción

Porción: 1

Ingredientes

  • 2 tazas de leche completa (líquida)
  • 100 gramos (1/2 taza) de azúcar
  • 150 gramos de chocolate semiamargo
  • 5 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar
  • 1 piza de sal
  • 4 cucharadas de maicena (también conocida como harina de maíz o fécula de maíz)
  • 1 cucharadita de vainilla

Preparación

  • En un bowl pequeño mezclar ¼ de taza de leche con la maicena hasta que la mezcla quede totalmente homogénea*
  • En una olla mediana mezclar con un batidor de varillas (de mano) la leche restante (1 ¾ de tazas), el azúcar, el chocolate, el cacao y la sal y colocar en la hornilla a fuego medio-bajo. Cocinar, removiendo en forma circular, hasta que el chocolate esté totalmente derretido y no hayan restos de cacao.
  • Unir la mezcla de leche y maicena a la olla/cacerola anterior y remover en forma circular hasta que todo se incorpore; continuar haciendo esto hasta sentir que la preparación comienza a espesarse y a hervir. Continuar removiendo de forma lenta pero continua por dos minutos más. Añadir la vainilla y mezclar.
  • Vaciar el pudín en un bowl limpio para servir o en copas o tazas individuales, cubrir con papel plástico de cocina y dejar enfriar por al menos 4 horas o durante la noche. Antes de servir se puede decorar con crema batida.
  • Nota: *Este es el paso más importante al hacer pudín, pues si no se mezcla bien esto, al unirlo con el chocolate se harán grumos, no quedará homogéneo y la textura no será agradable.