Torta helada de Banana Split

10 enero, 2015

Hay personas a las que les gusta más el frío que el calor.

Hay personas a las que les gusta más el calor que el frío.

Yo soy del segundo tipo, y lo de vivir en un eterno verano es algo que me encanta por muchas razones. Adoro poder ponerme un vestidito y sandalias para salir cualquier día (incluso los días en los que está lloviendo, porque la lluvia dura solo un ratico y de nuevo sale el sol). Adoro que las parrillas / barbacoas no son algo reservado solo para Julio o Agosto y, entre otras muchas cosas, adoro que puedo comer helado cualquier día del año.

DSC 4554web

Además, mi papá es el fan número 1 en el mundo mundial de cualquier tipo de helado, puede comerse un envase grandísimo en media hora sin ninguna complicación ni remordimiento.

Cuando era pequeña, él me llevaba muchísimo a un restaurant italiano que se llamaba Da Lorenzo. Todavía cuando paso por donde era sufro porque lo hayan cerrado. Hacían la mejor torta de chocolate que me he comido en TODA mi vida (en serio, han pasado años y todavía la recuerdo) y las tortas heladas más deliciosas del planeta.

DSC 4510web

Hace días pasé por ahí y hacía mucho calor, entonces recordé las tortas heladas y pensé “qué tan difícil puede ser hacer una yo misma?” y qué bueno que pensé eso, no sólo porque resultó deliciosa sino porque además es súper fácil de hacer y no requiere horno ni batidora!.

Cuando voy a una heladería casi siempre pido lo mismo: una barquilla de cualquier tipo de chocolate o un Banana Split. Poco a poco iremos haciendo más variaciones de tortas heladas, pero hoy comenzamos con uno de mis favoritos: Banana Split!

DSC 4554web

La idea de las capas fue saliendo mientras la construía y no puedo imaginarme una mejor combinación, es que esta torta helada lo tiene todo en los departamentos de sabor y textura!. Tiene lo tostadito de la base de Oreo con bananas congeladas, lo suave del helado, lo esponjosito de la torta de vainilla y lo cremoso del Hot Fudge de chocolate!. Además la fresa, la vainilla y el chocolate se complementan a la perfección <3

Hablando del Hot Fudge, la receta que consiguen aquí pueden usarla para montones de cosas!!!!, de hecho, de la que harán para la torta les sobrará un poco y pueden guardarla en un envase de vidrio con tapa (como el que les muestro en la foto); lo ponen en la nevera y lo único que tienen que hacer es calentarla un poco en el microondas cuando la quieran usar. Yo adoro tenerla en la nevera porque es riquísima para las pancakes, las crepes, para ponerla sobre helado o sobre galletas!

DSC 4493web

Otra cosa que me encanta de esta receta de torta helada es que pueden amoldarla a su gusto y cambiar las cantidades si eso quieren. Yo usé pedacitos de torta de vainilla de la que venden en el mercado porque me parece que una de las mejores cosas de esta torta helada es que es súper fácil de hacer y práctica para un día caluroso en los que no queremos prender el horno y queremos hacer algo fáci, pero si hubiese tenido pedacitos de mi súper rica torta de vainilla seguro le habrían quedado perfectos!.

Lo único que hice yo para la torta fue el Hot Fudge porque creo que ningún sirope de chocolate comprado puede sustituir su textura y sabor y además no toma mucho tiempo hacerlo. Sólo asegúrense de que esté a temperatura ambiente antes de usarlo.

Es importante que antes de poner cada una de las capas dejen que se congele un poco para que no se unan y queden bien separadas y se vean los distintos componentes cuando la piquen, pero de resto no tienen mucho más de qué preocuparse.

Si tienen alguna duda con respecto a los ingredientes o la preparación, si quieren sugerir o pedir una receta, o si hicieron la Torta helada y quieren contarme cómo les quedó (me encantaría saber su experiencia!), no duden en ponerlo en los comentarios abajo.

Que tengan un lindo día,

Anaísa

Receta

Descripción

Porción: 10

Ingredientes

Para el Hot Fudge (salsa de chocolate caliente)

  • 170 gramos de chocolate oscuro cortado en cuadros pequeños (yo usé 70%)
  • 31 gramos (1/4 taza) de azúcar glass o pulverizada
  • 2 cucharadas de mantequilla sin sal derretida
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • 61 gramos (1/4 taza) de leche completa
  • 59 gramos (1/4 taza) de crema de leche (nata)

Para la base

  • 20 galletas Oreo, pulverizadas (incluyendo la cremita)
  • 4 cucharadas de mantequilla sin sal derretida
  • 3 bananas cortadas de aproximadamente 2 centímetros de ancho

Para la capa de fresa

  • 1 litro de helado de fresa
  • 170 gramos (1/2 taza) de mermelada de fresa (se puede sustituir con sirope de fresa si no se tiene la mermelada)
  • 200 gramos de torta de vainilla cortada en rebanadas finas (yo usé torta de vainilla de la que viene lista en bolsitas que venden en el mercado para hacerlo más rápido, pero pueden usar una hecha en casa si prefieren)

Para la capa de vainilla

  • 1 litro de helado de vainilla o mantecado
  • 156 mililitros (1/2 taza) de sirope de chocolate Hot Fudge (debe estar en una consistencia más líquida que cremosa, calentar si es necesario pero esperar que esté a temperatura ambiente antes de usar)

Para finalizar

  • 500 mililitros (1/2 litro) de helado de chocolate o lo que haga falta para rellenar hasta arriba el molde
  • *Se pueden cambiar las proporciones de los sabores de helado de acuerdo al gusto (es decir, usar más helado de chocolate y usar el de fresa para rellenar arriba, o como se prefiera)

Opcional (para decorar)

  • Crema batida o crema chantillí
  • Cerezas marrasquino
  • Chispas / sprinkles de chocolate o e colores
  • Sirope de fresa y/o chocolate

Preparación

  • Rociar un molde desmontable de 22 centímetros (9 pulgadas) con spray antiadherente y colocar papel vegetal o papel de horno en los bordes y el fondo del molde. Apartar.
  • Primero, se prepara el Hot Fudge. Colocar todos los ingredientes, excepto la leche y la crema de leche en el bowl de una licuadora (blender / vaso americano)
  • Unir la leche y la crema de leche en una olla / cacerola mediana y calentar hasta que hierva vigorosamente.
  • Inmediatamente cuando hierva, poner esta mezcla con el resto de los ingredientes en la licuadora, tapar (muy importante, recordar que la mezcla está hirviendo y puede salirse del vaso de la licuadora cuando la enciendan si olvidan poner la tapa. Tener cuidado también al abrirla después de procesar).
  • Encender la licuadora a velocidad media – alta y dejar mezclar por aproximadamente 2 minutos. La salsa debe estar homogénea, brillante y de consistencia gruesa. Si quieren que quede más ligera pueden agregar un poco más de leche.
  • Colocar en un envase de vidrio y dejar enfriar a temperatura ambiente hasta tener que usar en la receta.
  • Luego se prepara la base de galletas, para esto combinar las Oreos trituradas con la mantequilla derretida y remover. Colocar en el fondo del molde preparado previamente y aplanar y compactar con la ayuda del fondo de un vaso. Colocar encima las rebanadas de banana recién cortada de forma ordenada cubriendo todas las galletas ya aplanadas y llevar al congelador por 15 minutos.
  • Al pasar los 15 minutos verter el helado de fresa encima* de toda la base y distribuirlo con la ayuda de una paleta. Colocar el sirope o mermelada encima y llevar al congelador por 30 minutos.
  • Al pasar los 30 minutos, sacar del congelador y colocar las rebanadas de torta encima de lo hecho anteriormente y luego colocar la capa de helado de vainilla*, distribuir uniformemente con la ayuda de una paleta y con mucho cuidado, luego agregar el sirope Hot Fudge cuidadosamente y llevar de nuevo al congelador por otros 30 minutos. Al pasar este tiempo, verter el helado de chocolate* y distribuirlo hasta haber llenado todo el molde y llevar al congelador durante toda la noche (si no se tiene tanto tiempo, dejar congelar por al menos 3-4 horas).
  • No más de media hora antes de servir, desmoldar la torta. Para desprenderla con facilidad del molde colocar un plato grande en la parte de arriba del mismo, voltearlo y colocar una toalla o paño de cocina humedecido con agua caliente alrededor por unos 30 segundos, volver a voltear (de modo que quede con la base hacia abajo, en su forma original) y abrir el molde. Colocar en el plato en el que se vaya a servir y regresar al congelador por al menos 10 minutos para que vuelva a endurecerse lo que se derritió por el paño de agua caliente.
  • Después de transcurrido este tiempo, decorar al gusto. Para servir sumergir un cuchillo en agua caliente, secarlo y luego cortar la torta, de esta forma se aseguran cortes limpios y precisos. Mantener en el congelador.
  • Nota: Antes de usar el helado para hacer las distintas capas dejar que se derrita un poco a temperatura ambiente para que sea más fácil distribuirlo sin dañar las capas inferiores.