Dutch apple pie, o pie de manzana con topping de crumble

17 octubre

Aunque, definitivamente, soy una amante empedernida del verano, debo admitir que me encanta el otoño con su brisa fresquita y sus mañanas de manta y sofá los fines de semana.

Otra cosa que adoro del otoño es que invita mucho más a encender el horno y preparar algo rico para compartir. Los postres de manzana son súper típicos de esta época y esta tarta que les enseño hoy es para enamorarse locamente.

Pocas cosas son comparables a lo delicioso del olor que toma toda la casa cuando se tiene este pie en el horno. Van a volver locos a sus vecinos y muy posiblemente a su vecindario entero. Entre la canela, las manzanas y la mantequilla se forma una combinación de olores que son seriamente increíbles.

DSC 9695web

Esta receta tradicionalmente se llama Dutch Apple Pie y es básicamente un pie de manzana con topping de crumble. Sinceramente, creo que me gusta incluso más que el pie tradicional porque me enloquece profundamente la combinación de texturas que hay en este: lo rico y suave de la base, las manzanas acarameladas en el relleno y el topping crocante son algo fuera de esta galaxia.

Aunque parece algo complicado, se los juro que no lo es. Creo que lo único que puede ser un poco tedioso es la parte de pelar, descorazonar y cortar las manzanas. Pero de resto se prepara y se ensambla en un momentito y sin muchas complicaciones.

DSC 9722web

La masa tiene dos trucos, el primero está en la unión de manteca y mantequilla, que por qué las dos?, pues fácil, la manteca crea capas en la masa cuando está en el horno y le da la textura tostada y quebradiza; la mantequilla da el mejor sabor, así que se unen las dos para tener lo mejor de ambos mundos, muchas personas lo hacen así y yo creo que es la mejor manera de hacerlo!.

El otro truco está en trabajar siempre con ingredientes fríos. Agua fría, manteca vegetal fría, y mantequilla fría, por qué?, porque de esa forma se crearán en la masa una especie de bolitas o bolsillos de mantequilla y manteca, que por estar fríos no se unirán completamente a la masa. Esos bolsillitos se irán derritiendo en el horno y son los que harán distintas capas en la masa y crearán la textura quebradiza de la que les hablaba.

DSC 9700web

Si tienen alguna duda con respecto a los ingredientes o la preparación, si quieren sugerir o pedir una receta, o si prepararon este Dutch Apple Pie y me quieren contar cómo les quedó (me encantaría saber su experiencia!), no duden en ponerlo en los comentarios abajo.

Además, recuerden que amo ver las fotos de lo que hacen con mis recetas!, pueden enviármelas por Instagram etiquetándome en @anaisalopez, o usando mis hashtags #AnnasPasteleria y #RecetasQueNoFallan.

Que tengan un lindísimo día!,

Anaísa

Receta

Descripción

Porción: 9

Ingredientes

Para la base

  • 315 gramos (2 1/2 tazas) de harina de trigo para todo uso
  • 1 cucharadita de sal
  • 90 gramos (6 cucharadas) de mantequilla sin sal, fría y cortada en cubos muy pequeños
  • 155 gramos (3/4 taza) de manteca vegetal, fría y cortada en cubos muy pequeños
  • 120 mililitros (½ taza) de agua muy fría

Para el relleno

  • 115 gramos (½ taza) de mantequilla
  • 45 gramos (3 cucharadas) de harina de trigo para múltiples usos
  • 60 mililitros (¼ taza) de agua
  • 200 gramos (1 taza) de azúcar
  • 2 cucharaditas de canela molida
  • 8 manzanas (yo uso manzanas verdes), peladas, descorazonadas y cortadas en láminas de aproximadamente ½ centímetro

Para el topping

  • 115 gramos (½ taza) de mantequilla
  • 125 gramos (1 taza) de harina de trigo para múltiples usos
  • 135 gramos (⅔ taza) de azúcar morena (puede sustituirse por la misma cantidad de azúcar blanca regular)
  • 1 cucharadita de canela molida

Preparación

  • Primero se prepara la masa para la base (con la receta de la base alcanza para cubrir un molde de entre 24 y 27 centímetros de diámetro). Para esto, mezclar la harina y la sal en un bowl grande. Agregar la mantequilla y la manteca, y batir a velocidad media hasta que la mezcla tome un color y textura similares a los de la arena, tratando siempre de que no queden grumos demasiado grandes de mantequilla y trabajando rápido para mantener siempre fríos los ingredientes.
  • Agregar el agua cucharada a cucharada e ir batiendo, evitando agregar más de la que se necesita, hay que dejar de agregar agua cuando comienzan a formarse como grumos grandes de masa; generalmente, yo uso entre 1/3 y ½ taza de agua.
  • Si se tiene una batidora de pedestal, seguir batiendo hasta que se tenga una masa homogénea. Si se tiene una batidora eléctrica manual será mejor terminar el proceso de amasado manualmente. Recordar que debe trabajarse rápido para evitar que se caliente demasiado. La masa debe quedar lisa y no muy pegajosa. Hacer una bola y luego, con un rodillo, aplastar y estirar cada parte hasta tener un disco que cubra el fondo y las paredes de un molde redondo de entre 24 y 27 centímetros de diámetro. Recordar mantener un poco de harina en la superficie sobre la cual se está estirando la masa para que no se pegue. Puede sobrar un poco de masa que puede usarse para hacer decoraciones en los bordes y/o superficie del pie.
  • Envolver el disco de masa con film plástico transparente de cocina y llevar a la nevera por aproximadamente 1 hora.
  • Cuando la masa se haya enfriado, precalentar el horno a 220 °C y proceder a preparar el relleno.
  • Para el relleno, colocar la mantequilla en una olla o cacerola mediana y llevar a la cocina a fuego medio hasta que se derrita. Añadir la harina y remover con una espátula de goma hasta formar una pasta espesa. Agregar el agua, el azúcar y la canela y remover hasta que hierva. Reducir el fuego al mínimo y dejar cocinar por 5 minutos más.
  • Colocar el disco de masa en el fondo del molde con mucho cuidado, usando los nudillos para asegurar que la masa llegue bien a todas las esquinas y que alcanza la parte superior del mismo. Agregar las manzanas peladas, descorazonadas y cortadas encima de la masa colocada anteriormente en el molde. Verter con cuidado y uniformemente toda la mezcla de mantequilla y azúcar hecha previamente encima de las manzanas.
  • Por último, preparar el topping. Para esto, colocar todos los ingredientes en un bowl apto para batidora y mezclar hasta tener migas grandes y una preparación con una textura similar a la arena. Distribuir el topping por toda la superficie del pie.
  • Llevar al horno precalentado por 15 minutos. Al pasar este tiempo, reducir la temperatura a 180 grados centígrados y continuar horneando por 45 minutos más.
  • Al sacar del horno, dejar enfriar por al menos 2 horas antes de servir.
  • Mantener en un lugar fresco y seco.