Cheesecake clásica con cobertura de Nutella

01 julio

Hay personas que vemos y creemos que nos van a caer malísimo, y resultan terminando ser nuestros mejores amigos. Hay combinaciones extrañas que jamás nos imaginaríamos hacer y luego nos preguntamos cómo es que no se nos había ocurrido antes. Bueno, esta receta es algo así.

Ya les he contado que las cheesecakes de casi cualquier sabor son de mis postres favoritos. Pero con Nutella es como mi favorita multiplicada x 134124876 (si, acabo de presionar todos esos números de forma loca en mi teclado y me encantó!). Pero aja, seriedad!. Es que hay algo que con Nutella no sea mejor?

Esta combinación la probé hace muchísimos años en una dulcería que queda en la ciudad donde vivo. En realidad yo no la pedía porque me parecía muy extraño, siempre pensaba que la cheesecake iba con fresas porque contrastaba lo ácido de las fresas con lo dulce de la torta; qué ingenua era!, un día la probé porque un amigo la pidió y desde ahí quede absolutamente enganchada.

De hecho, quedé tan enganchada que ahora me pregunto por qué pasó tanto tiempo para que les pusiera esta receta aquí; es una de mis favoritas de toda la vida!; puede ser perfecta para una cena especial o incluso para un cumpleaños!

No les voy a mentir, hacer cheesecakes es algo que implica tiempo y trabajo, pero cuando la prueben se les va a olvidar todo el trabajo y van a querer comenzar a hacerla otra vez sólo para que puedan comerse esa entera sin tener que compartirla. Así de buena es esta receta!;

La crema de cheesecake es la cosa más cremosita, suave, esponjosa y deliciosa que van a probar en su vida. Y la combinación de la textura suave y cremosa de la cheesecake con lo untuoso y fuerte de la Nutella es algo que va a cambiar para siempre su vida (ok, quizás estoy siendo exagerada pero es que ustedes saben que yo lo de los postres me lo tomo muy en serio!)

Como van a ver en la receta, el cheesecake es mejor hornearlo a Baño María para que la cocción sea más uniforme y la superficie de su cheesecake no se rompa; quizás les va a sonar complicado porque al molde desmontable podría entrarle agua, pero no se preocupen! solo asegúrense de forrar muy bien su molde por el lado de afuera con film plástico transparente de cocina y con varias capas de papel aluminio para que no entre el agua y van a estar bien. Deben forrar su molde por fuera, por las partes de las paredes y la base.

Si tienen alguna duda con respecto a los ingredientes o la preparación, si quieren sugerir o pedir una receta, o si prepararon esta cheesecake con Nutella y me quieren contar cómo les quedó (me encantaría saber su experiencia!), no duden en ponerlo en los comentarios abajo.

Además, recuerden que amo ver las fotos de lo que hacen con mis recetas!, pueden enviármelas por Instagram etiquetándome en @annaspasteleria o usando el hashtag #AnnasPasteleria <3

Que tengan un día precioso!,

Anaísa

[amd-zlrecipe-recipe:112]

Receta

Descripción

Porción: 1

Ingredientes

Para la base

  • 2 tazas de galletas Maria, finamente trituradas
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 2 gramos (1/4 cucharadita) de canela
  • Una pizca de sal
  • 5 cucharadas (70 gramos) de mantequilla sin sal, derretida

Para el relleno / cheesecake

  • 900 gramos de queso crema, a temperatura ambiente
  • 270 gramos (1 1/3 tazas) de azúcar
  • Una pizca de sal
  • 2 cucharaditas de vainilla
  • 4 huevos
  • 160 mililitros (2/3 taza) de yogurt griego sin azúcar
  • 160 mililitros (2/3 taza) de crema de leche tipo chantilly (conocida como Nata para montar en España)

Para la cobertura

  • 300 gramos de Nutella (se puede sustituir por cualquier otra crema de chocolate y avellanas, o la crema de chocolate de preferencia)

Preparación

  • Precalentar el horno a 170°C
  • Colocar aceite antiadherente en spray a un molde desmontable para cheesecake de 9 pulgadas o 22 centímetros. Este mismo molde debe ser forrado con una capa de film plástico transparente de cocina y varias capas de papel de aluminio por la parte exterior / inferior para prevenir fugas de la mezcla o que esta se moje, puesto que la cheesecake se cocina al baño maría en el horno. Yo después de usar el film transparente envuelvo el molde con 4 capas bien ajustadas de papel aluminio.
  • Preparar la base de galletas, mezclando todos los ingredientes secos en un bowl hasta que se hayan unido (las galletas trituradas, el azúcar, la canela y la sal), luego agregar la mantequilla y unir con las manos (limpias) hasta que se vea como migajas. Colocar esta mezcla en el fondo del molde previamente preparado y comprimir con la ayuda del fondo de una taza*. Hornear por 15 minutos y dejar enfriar mientras se prepara el relleno.
  • Reducir la temperatura del horno a 160°C
  • Ahora, se procede a preparar el relleno de cheesecake. En un bowl apto para batidora, verter el queso crema y batir hasta que no se vean grumos y se haya puesto suave y más cremoso, por aproximadamente 6 minutos. Añadir el azúcar y batir a velocidad media hasta que se haya conseguido una mezcla homogénea (aproximadamente unos 4 minutos).
  • Reducir a velocidad baja-media y agrega la sal y la vainilla. Luego, sumar uno a uno los huevos, vigilando que se incorporen bien a la mezcla en cada adición.
  • Posteriormente, agregar el yogurt y batir hasta que se incorpore. Luego, añadir la crema de leche y batir hasta que se obtenga una mezcla homogénea.
  • Verter esta mezcla de queso crema en el molde, encima de la base de galletas previamente preparada. Este molde de la cheesecake debe ponerse en una bandeja honda que luego será llenada de agua cuando este dentro del horno (se puede llenar antes, pero es más difícil de transportar porque pesa mucho).
  • Llevar la cheesecake (ya puesta en la bandeja) al horno, y una vez ahí llenar la bandeja grande de agua hasta que llegue a la mitad del molde de cheesecake, cuidando que no le caiga agua a la preparación. Esta especie de Baño María ayudará a que la cheesecake se cocine de manera uniforme y que no se rompa en la superficie.
  • Cerrar la puerta del horno y dejar cocinar por 1 hora y 30 minutos. Al transcurrir este tiempo, apagar el horno y abrir la puerta del mismo aproximadamente unos 2 centímetros (yo le coloco una cuchara de madera a la puerta y así evito que se cierre) y dejar la cheesecake ahí por 1 hora más. Retirar del horno, sacar de la bandeja con agua y dejar enfriar por al menos 30 minutos antes de desmoldar, yo recomiendo pasar un cuchillo por el borde del molde para ayudar a desprender las partes que puedan haberse quedado pegadas y así evitar que se rompa. Dejar enfriar por 6 horas o toda la noche.
  • Después de que la cheesecake se haya enfriado por completo, verter la Nutella (o la crema de chocolate que se vaya a usar) en la superficie y decorar de la forma deseada. Yo usé una cuchara para hacer el remolino en la superficie y una manga pastelera para la decoración de los bordes. Antes de colocar la Nutella encima de la cheesecake puede calentarse unos 15 segundos en el microondas para que sea más fácil de manejar.
  • Debe mantenerse refrigerada.
  • Notas: *Deben vigilarse dos cosas para que la base quede perfecta: comprimir muy bien y con fuerza las galletas en el fondo del molde para que se unan y luego no se rompa la torta al servir y subir un poco hacia los lados del molde con la mezcla para hacer una base más segura para el resto de la preparación.